La Década Robada K: corrupción abierta, gran escala, métodos burdos (2003-2016)

El último régimen Peronista, iniciado con el golpe policial-sindical-institucional a Fernando De la Rúa dado por Eduardo Duhalde y toda la cúpula peronista de ese momento (Diciembre de 2001), seguido por la presidencia de Nestor Kirchner y terminado con los dos mandatos de su esposa Cristina Fernández de Kirchner, sin duda fue el gobierno mas corrupto de la historia argentina, sólo comparable con algunos regímenes africanos de los mas extremos, como los actuales de Guinea Ecuatorial y Zimbabwe entre otros.

A diferencia de los anteriores gobiernos peronistas, a los Kirchner les parecía poco pedir el 10-20% de coima, o muy trabajoso tener que tomarse el tiempo de armar empresas, triangulaciones comerciales internacionales u otro tipo de maniobra mas sofisticada.

Directamente decidieron quedarse con empresas, dejando a sus dueños originales como meros testaferros.  Estas maniobras les permitieron ya no quedarse «con una parte», sino con la gran mayoría de los beneficios que generaban sus actos de corrupción.  El nivel de ambición de Kirchner hace dejar a Menem como un pobre monje franciscano…

Los Kirchner ya habían emprendido el camino de la corrupción haciendo sus pininos en Río Gallegos primero con Néstor intendente, luego en Santa Cruz con Néstor gobernador. Sin embargo la primera plata grande se las entregó casi ingenuamente Carlos Menem, cuando le otorgó a la Provincia de Santa Cruz US$ 600 millones provenientes de la privatización de YPF.  Ese dinero se evaporó, sin dejar rastros bancarios al cabo de varios años sin que ningún gobernador Kirchnerista haya dado ninguna explicación.

Mientras tanto, durante sus gestiones como Intendente de Río Gallegos y Gobernador de Santa Cruz, los K fueron apropiándose de terrenos fiscales valiosísimos (incluyendo terrenos con costa de lago). Ya durante su presidencia (2006), el generoso intendente K de Gallegos Néstor Méndez le vendió a Nestor Kirchner un terreno fiscal de 2 Has en US$ 50.000, que Kirchner revendió a la cadena de supermercados Cencosud/Jumbo en US$ 2.4 millones. Eso si es tener visión del negocio inmobiliario.

El primer paso conocido que dieron en el área de corrupción desde la presidencia fue el famoso caso Skanska, llamado así por el nombre de la constructora sueca que sacó el escándalo a luz.  Los Kirchner recién estaban empezando su práctica corrupta de las grandes ligas y cometieron un pecado de novato: tratar de extraer coimas de empresas Nórdicas con el sistema anteriormente usado por Menem.  Este caso rápidamente salió a los medios, sin embargo, a fuerza de billetazo cuando tenían a su favor una economía pujante gracias al boom de la soja, los K lograron acallar el tema en los medios, y sobre todo hacer que los fiscales y jueces dejen de investigar.

De hecho, en 2011 habían logrado que la justicia desistiera totalmente de investigar el tema porque las grabaciones de audio y declaraciones de empleados gerenciales de Skanska donde reconocen que pagaron un 5% de coima a los funcionarios K es desestimada en base a temas procesales por la Cámara I, integrada por los polémicos Eduardo Freiler, Jorge Ballestero y Eduardo Farah, que luego resultarían clave en varias causas penales contra funcionarios K, incluyendo a la propia ex-presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Sin embargo en un fallo de la Corte Suprema de Diciembre de 2015 (el timing político de la Corte Suprema es al menos sospechoso) se decide reabrir la causa, en la que están acusados el ex secretario de Energía Daniel Cameron, al ex interventor del Enargas Fulvio Madaro, y al ex director de Nación Fideicomisos Néstor Ulloa.  Pero todos estos robaban para sus jefes: Julio De Video y la familia Kirchner.

 

 

 

El Califato: corrupción peronista durante Menem (1989-1999)

Esta nota no pretende ser un listado exhaustivo de los casos de corrupción peronista durante el gobierno de Carlos Saúl Menem (1989-1999), ya que eso demandaría un extensión enorme y una dedicación horaria imposible de atender.

El gobierno de Menem usó como herramienta de corrupción justo la contraria que usaron los gobiernos de Peron, Isabelita y los Kirchners: la mayoría de la corrupción se dio en favor de eliminar la estatización de la economía que habían realizado ellos mismos con anterioridad.  Sólo 15 casos estudiados por una comisión anti-corrupción detectó perjuicios para el Estado por al menos US$ 3.200 millones.

Los principales casos de corrupción de esta década estuvieron relacionados con:

1)Favorecer a empresas que licitaban un valor menor al de mercado por las empresas que se privatizaron

2)Acuerdo con proveedores del estado que cobraban sobreprecios en las licitaciones públicas

3)Sobresueldos en negro a funcionarios públicos

4)Contrabando

5)Uso de los bancos públicos para prestar a amigos

1)Privatizaciones:

Se sabe que el gobierno menemista cobró comisiones en varias de las privatizaciones de servicios públicos, en donde ingresó el mayor importe debido al gran valor de las empresas que se estaban vendiendo (aún generando pérdidas enormes por falta de gestión en los gobiernos anteriores).

Quizás el mayor volumen haya sido con la privatización de Entel, de la cual se retiraron empresas serias americanas porque Menem y María Julia Alsogaray favorecían claramente a Telefónica, quien terminó quedándose con la parte del león.  De hecho, esto originó una queja del gobierno americano de George Bush (padre) ya que las empresas americanas no podían pagar coimas y por lo tanto iban quedando fuera de muchos negocios.

En el caso de los astilleros Tandanor, un negocio que era mas inmobiliario que naviero, se llegó a juicio por comprobarse que claramente se había favorecido «al único ofertante».

Otro caso infame fue el de YPF.  Con la privatización, las provincias petroleras recibieron parte del ingreso por la venta de YPF.  En el caso de Santa Cruz, el importe fue de unos US$ 600 millones, que la misma Cristina Kirchner dicen que crecieron a US$ 1200 al dejar Néstor la gobernación de Santa Cruz.  Hoy esos fondos están desaparecidos, los Kirchners dicen que «se evaporaron».  No existe aún constancia de dónde están y por qué cuentas bancarias pasaron.

Otro caso emblemático es el de los trenes, favoreciendo a sindicalistas y personajes como los Cirigliano (hoy tristemente célebres por la tragedia de Once ya que eran dueños de la concesión del FFCC Sarmiento, entro otros).

2)Acuerdo con proveedores del estado que cobraban sobreprecios en las licitaciones públicas:

En este rubro, los casos mas infames que se recuerdan son:

a)PAMI: pago de sobreprecios en contratación de insumos y servicios médicos.  Estos fraudes millonarios con todo tipo de proveedores (droguerías, geriátricos, ópticas, etc) fueron estructurados por el ex ministro Víctor Alderete y la ex titular del PAMI Matilde Menendez.

3)Sobresueldos en negro a funcionarios públicos

En 2015 se encontró culpables y condenó en la justicia federal a Carlos Menem, Domingo Cavallo y Raúl Granillo Ocampo por pago de sueldos adicionales en negro, dinero que saía de «Fondos Reservados» del estado (fondos normalmente usados para temas de inteligencia, por lo tanto son de uso discrecional y sin rendimiento).

4)Contrabando

Si bien del contrabando sacaron provecho casi todos los funcionarios de aduanas del Menemismo, hubo dos casos muy grandes y conocidos que generaron juicios y sanciones de culpabilidad.

Uno es el del contrabando de armas argentinas a Ecuador y Croacia.  En el caso de Ecuador, fue en el marco de una escaramuza fronteriza que enfrentó a Ecuador con Perú, un histórico aliado argentino (envió tropas y aviones para apoyar a Argentina durante la guerra de Malvinas).   El Menemismo «devolvió» el favor, vendiéndole armas al enemigo de nuestro aliado histórico.

Además, para ocultar el faltante de armas, no se les ocurrió mejor idea que volar la fábrica de armas de Río Tercero, matando a 7 personas y dejando mas de 300 heridos en la fábrica y la ciudad.   Por la causa de contrabando fueron condenados tanto Menem como el ex-ministro de defensa Oscar Camilión.  También fue condenado el entonces cuñado de Menem, Emir Yoma por su participación en el delito cuando era asesor de Menem, entre otros.

Otro resonado caso fue el de «las valijas de Amira Yoma» (las valijas con muchos dólares se ve que son una tradición peronista, de Amira a Nestor).  La cuñada en ese entonces del presidente, Amira Yoma, su ex-marido Ibrahim al Ibrahim (que trabajó en la Aduana sin hablar español!), Martín Caserta y otros miembros formaron una banda que lavaba dinero del narcotráfico, transportándolo en valijas gigantes usando la inmmunidad de la secretaria de Audiencias de la Presidencia, Amira Yoma.

Otro de las casos vergonzosos de la época fue el llamado

5)Uso de los bancos públicos para prestar a amigos

El caso mas paradigmático de este tipo de corrupción menemista sucedió con los créditos del Banco Nación a Curtiembres Yoma, la empresa de la familia política del presidente Menem (en ese entonces casado con Zulema Yoma).  La empresa recibió créditos del Banco Nación por mas de US$ 90 millones, que nunca pagó.

 

Corrupción peronista de los 70s (1973-1976)

Durante el último gobierno de Perón, continuado luego de su muerte por su esposa María Estela Martínez de Perón «Isabelita» (a quien el general conoció en su huida de 1955 en un prostíbulo de Panamá), la corrupción también estuvo omnipresente.   Cuando muere Perón, el peronismo estaba fuertemente dividido, especialmente entre los grupos guerrilleros Montoneros y ERP por un lado, y la ultraderecha fascista Triple A por el otro.

Habiendo muchos jefes, las oportunidades de corrupción se multiplicaron y «democratizaron» ya que no había que pedir permiso al General para seguir robando.

Uno de los últimos actos de Isabelita antes de renunciar y dejar de presidente interino a Ítalo Argentino Lúder, fue robarse parte de la recaudación de la famosa «Cruzada Solidaria», un esfuerzo para recaudar fondos para los mas necesitados.  Parte del dinero que robó Isabelita fue destinado a pagar un reclamo de las hermanas de Evita, una del partes que se disputaban la fortuna del general muerto.

Otro caso, quizás el mas grande de este período, fue la misteriosa desaparición de los US$ 60 millones del rescate pagado a los Montoneros por la familia Born para rescatar a los hermanos secuestrados por los terroristas.  El dinero pasó por cuentas bancarias en La Habana, y luego «desapareció» en manos de los gerarcas peronistas que manejaban esta cruel organización sediciosa.

Otro acto de corrupción muy famoso de aquella época, aunque minúsculo y burdo, tuvo como protagonista a un dirigente de los que en general se pensaba que eran de los mas derechos: Antonio Cafiero.   Cafiero fue nombrado Interventor de la Provincia de Mendoza en 1974 luego de la muerte de Perón, y durante su breve mandato se le ocurrió «la travesura» de robarse el piano de cola del Teatro Independencia de la capital provincial.

Sin embargo, la mayoría de los actos de corrupción de esta etapa estuvieron ligados a actos administrativos, mediante los cuales una dirección económica errática dislocó a los sectores productivos con intervención estatal, con precios controlados y controles absurdos (que se prestaban a la extorsión del funcionario de turno).

Todas estas medidas absurdas generaron mucha corrupción, y el estallido inflacionario conocido como «el Rodrigazo».

 

Corrupción en el inicio del Peronismo (1943-1955)

Evita saluda al fascista Franco, dictador de España, vestida de marcas de lujo pagadas por la corrupción de Dodero
Evita saluda al fascista Franco, dictador de España, vestida de marcas de lujo pagadas por la corrupción de Dodero

La lista de casos de corrupción durante el primer peronismo es muy extensa.  Con la excusa de «la lucha contra el capital» en «favor de los pobres» se produjeron todo tipo robos y extorsiones a manos de Perón y otros líderes de su partido.  Parte del dinero «era para la causa» (lo que luego José Luis Manzano durante el Menemismo replicaría con el «robo para la corona»), y mucho otro para la causa propia.

En general, los grandes casos de corrupción están muy relacionados con dos factores de la gestión económica del Peronismo: la estatización/nacionalización de empresas, donde se pagaron fortunas a privados y la sobre-regulación estatal de la actividad económica, que requería de permisos para todo, dejando expuestos a los empresarios a la extorsión de los funcionarios.

Como ejemplo, se citan 3 casos:

1)La compra de la flota de Dodero

La flota de Dodero era la principal empresa de transporte fluvial y marítimo de Argentina, pero sin embargo estaba pasando un pésimo momento económico, perdiendo mas de 60 millones de pesos al año.  Perón decidió ayudarlos, dándoles el monopolio de transporte de 30.000 inmigrantes, a 600 pesos cada uno, a ser pagados por el estado nacional.   No contento con esta ayudita, que no le alcanzaba a su amigo para reflotar la empresa, decidió nacionalizarla, pagando 264 millones (perdía 60 millones por año! No valía nada).  A cambio de este favor, los Perón recibieron muchos «regalos» de Dodero.  Entre los declarados se encuentran una casa en Montevideo, una en el balneario turístico de Francia Biarritz, 4 millones para arreglos en la quinta de San Vicente, y 10 millones para cuentas de Evita de joyas y modistas.  Además de haber costeado todo el viaje de Evita a Europa (incluyendo los costosos vestidos y joyas que se iba comprando en cada capital que tocaba, y los billes de pesos argentinos que iba regalando al público que la acompañó en España).

2)El viaje oscuro de Evita a Suiza:

En el marco del viaje oficial de Evita a Europa patrocinado por Dodero, totalmente fuera de la agenda oficial, y acompañado por quien le manejaba los negocios, su hermano Juan Duarte, Evita se escabulló 6 días Suiza.  Es sorprendente la similitud de este escándalo con el mas reciente, cuando Cristina Kirchner se escapó de su viaje oficial un par de días a las Islas Seychelles, paraíso fiscal donde los Kirchner guardan parte de su fortuna.

En la localidad de Bar au Lac deposito cuantiosas cantidades de dinero y joyas, probablemente recibidas de los camaradas Nazis.  Según la investigación del periodista Jorge Camarasa, en esa misma gira, coordinó todo previamente en citas anteriores con el economista de Hitlel, Hjalmar Schacht (Madrid), el mariscal fascista Rodolfo Graziani (Lisboa) y Giovanni Maggio, el alcalde de Rapallo, principal contacto con los banqueros suizos.  Está comprobado que posteriormente Perón, durante su exilio en Madrid, trató reiteradamente acceder a esas cajas, pero los suizos, fieles a su tradición, se quedaron con el tesoro nuevamente.

3)La compra venta de los Mercedes Benz:

Como el negocio de importación de autos estaba totalmente controlado por el gobierno, la empresa Mercedes le ofreció a todos los funcionarios peronistas venderles los autos al costo, para que estos pudieron re-venderlos al precio de mercado, haciendo enormes márgenes de ganancia.

4)El aeropuerto de Ezeiza:

Cuando existía acuerdo para realizarlo en la Costanera, en sólo 260 hectáreas, Perón desoyó los consejos de la comisión técnica creada al efecto y «misteriosamente» decidió expropiar 6800has en la actual ubicación en Ezeiza.  Para dar una referencia de la magnitud del escándalo, basta recordar que los aeropuertos de París y Londres no miden mas de 1500has, y el de Madrid la mitad.

La ubicación en Ezeiza es seriamente cuestionada por los expertos, ya que es una zona baja y húmeda, de mucha niebla, que genera muchas veces el cierre del aeropuerto.   La decisión de compra está asociada a que quienes recibieron el dinero de la expropiación eran en realidad testaferros de Perón

5)La compra de los ferrocarriles:

Los ingleses ya no tenían interés en un negocio decadente, y además en 1947 les vencían los beneficios impositivos.  Estaban totalmente dispuestos a venderlos baratos, o regalarlos.  Una comisión técnica argentina determinó que cómo máximo valían 60 millones de libras, y Perón «generosamente» pagó 150 millones de libras, además de absorber la deuda impositiva y previsional que tenían las empresas con el estado Argentino.

 

Como consecuencia de todos estos actos de corrupción conocidos, mas todos los que siguen ocultos, el patrimonio de Juan Domingo Perón se incrementó de forma exponencial durante sus primeros 10 años de poder. Aquí una comparación entre el el patrimonio inicial (en 1945, cuando ya llevaba 2 años de fuerte poder político -fue líder del golpe del 43 contra Ramón Castillo) y 1955, año que es derrocado por la Revolución Libertadora:

Patrimonio declarado por Perón en 1945:

1)Un auto Packard
2)Inmuebles: Un quinta (hipotecada) en San Vicente, un campo en Sierra Cuadrada y una bóveda en el cementerio de Chacarita

Patrimonio declarado (es decir, la parte «blanca» solamente) por Perón en 1955:

1)»Cositas personales: 1200 plaquetas de oro y plata, 756 objetos de platería y orfebrería, 650 alhajas, 144 piezas de marfil, 211 motocicletas y motonetas (las que usaba para sus fotos favoritas), 19 automóviles (versus el Packard inicial!), 1 avión, 2 lanchas, 394 objetos de arte, 430 armas antiguas y modernas

2)Activos líquidos: Acciones del establecimiento Santa María del Monte, Buenos Aires, por 3.000.000 de pesos,
acciones de la Territorial La Victoria S.A., del Uruguay, por 200.000 pesos oro uruguayo. En dinero, además de depósitos bancarios por 50.000 pesos, tenía a su sola disposición y sin cargo de rendir cuentas, la suma de 5.623.707 pesos correspondientes a la ex Fundación.

3)Inmuebles: a la quinte de San Vicente le agregó construcciones valuadas en 3.410.000 de pesos, se compró un edificio entero en la zona mas cara de Buenos Aires, en Gelly y Obes 2287/89 (de ocho pisos y terraza!), un edificio entero de 17 departamentos en Recoleta (Callao 1944)
-Acciones del establecimiento Santa María del Monte, Buenos Aires, por 3.000.000 de pesos argentinos.
-Acciones de la Territorial La Victoria S.A., del Uruguay, por 200.000 pesos oro uruguayo.
-En dinero, además de depósitos bancarios por 50.000 pesos, tenía a su sola disposición y sin cargo de rendir cuentas, la suma de 5.623.707 pesos correspondientes a la ex Fundación.