Corrupción peronista de los 70s (1973-1976)

Durante el último gobierno de Perón, continuado luego de su muerte por su esposa María Estela Martínez de Perón «Isabelita» (a quien el general conoció en su huida de 1955 en un prostíbulo de Panamá), la corrupción también estuvo omnipresente.   Cuando muere Perón, el peronismo estaba fuertemente dividido, especialmente entre los grupos guerrilleros Montoneros y ERP por un lado, y la ultraderecha fascista Triple A por el otro.

Habiendo muchos jefes, las oportunidades de corrupción se multiplicaron y «democratizaron» ya que no había que pedir permiso al General para seguir robando.

Uno de los últimos actos de Isabelita antes de renunciar y dejar de presidente interino a Ítalo Argentino Lúder, fue robarse parte de la recaudación de la famosa «Cruzada Solidaria», un esfuerzo para recaudar fondos para los mas necesitados.  Parte del dinero que robó Isabelita fue destinado a pagar un reclamo de las hermanas de Evita, una del partes que se disputaban la fortuna del general muerto.

Otro caso, quizás el mas grande de este período, fue la misteriosa desaparición de los US$ 60 millones del rescate pagado a los Montoneros por la familia Born para rescatar a los hermanos secuestrados por los terroristas.  El dinero pasó por cuentas bancarias en La Habana, y luego «desapareció» en manos de los gerarcas peronistas que manejaban esta cruel organización sediciosa.

Otro acto de corrupción muy famoso de aquella época, aunque minúsculo y burdo, tuvo como protagonista a un dirigente de los que en general se pensaba que eran de los mas derechos: Antonio Cafiero.   Cafiero fue nombrado Interventor de la Provincia de Mendoza en 1974 luego de la muerte de Perón, y durante su breve mandato se le ocurrió «la travesura» de robarse el piano de cola del Teatro Independencia de la capital provincial.

Sin embargo, la mayoría de los actos de corrupción de esta etapa estuvieron ligados a actos administrativos, mediante los cuales una dirección económica errática dislocó a los sectores productivos con intervención estatal, con precios controlados y controles absurdos (que se prestaban a la extorsión del funcionario de turno).

Todas estas medidas absurdas generaron mucha corrupción, y el estallido inflacionario conocido como «el Rodrigazo».

 

Corrupción en el inicio del Peronismo (1943-1955)

Evita saluda al fascista Franco, dictador de España, vestida de marcas de lujo pagadas por la corrupción de Dodero
Evita saluda al fascista Franco, dictador de España, vestida de marcas de lujo pagadas por la corrupción de Dodero

La lista de casos de corrupción durante el primer peronismo es muy extensa.  Con la excusa de «la lucha contra el capital» en «favor de los pobres» se produjeron todo tipo robos y extorsiones a manos de Perón y otros líderes de su partido.  Parte del dinero «era para la causa» (lo que luego José Luis Manzano durante el Menemismo replicaría con el «robo para la corona»), y mucho otro para la causa propia.

En general, los grandes casos de corrupción están muy relacionados con dos factores de la gestión económica del Peronismo: la estatización/nacionalización de empresas, donde se pagaron fortunas a privados y la sobre-regulación estatal de la actividad económica, que requería de permisos para todo, dejando expuestos a los empresarios a la extorsión de los funcionarios.

Como ejemplo, se citan 3 casos:

1)La compra de la flota de Dodero

La flota de Dodero era la principal empresa de transporte fluvial y marítimo de Argentina, pero sin embargo estaba pasando un pésimo momento económico, perdiendo mas de 60 millones de pesos al año.  Perón decidió ayudarlos, dándoles el monopolio de transporte de 30.000 inmigrantes, a 600 pesos cada uno, a ser pagados por el estado nacional.   No contento con esta ayudita, que no le alcanzaba a su amigo para reflotar la empresa, decidió nacionalizarla, pagando 264 millones (perdía 60 millones por año! No valía nada).  A cambio de este favor, los Perón recibieron muchos «regalos» de Dodero.  Entre los declarados se encuentran una casa en Montevideo, una en el balneario turístico de Francia Biarritz, 4 millones para arreglos en la quinta de San Vicente, y 10 millones para cuentas de Evita de joyas y modistas.  Además de haber costeado todo el viaje de Evita a Europa (incluyendo los costosos vestidos y joyas que se iba comprando en cada capital que tocaba, y los billes de pesos argentinos que iba regalando al público que la acompañó en España).

2)El viaje oscuro de Evita a Suiza:

En el marco del viaje oficial de Evita a Europa patrocinado por Dodero, totalmente fuera de la agenda oficial, y acompañado por quien le manejaba los negocios, su hermano Juan Duarte, Evita se escabulló 6 días Suiza.  Es sorprendente la similitud de este escándalo con el mas reciente, cuando Cristina Kirchner se escapó de su viaje oficial un par de días a las Islas Seychelles, paraíso fiscal donde los Kirchner guardan parte de su fortuna.

En la localidad de Bar au Lac deposito cuantiosas cantidades de dinero y joyas, probablemente recibidas de los camaradas Nazis.  Según la investigación del periodista Jorge Camarasa, en esa misma gira, coordinó todo previamente en citas anteriores con el economista de Hitlel, Hjalmar Schacht (Madrid), el mariscal fascista Rodolfo Graziani (Lisboa) y Giovanni Maggio, el alcalde de Rapallo, principal contacto con los banqueros suizos.  Está comprobado que posteriormente Perón, durante su exilio en Madrid, trató reiteradamente acceder a esas cajas, pero los suizos, fieles a su tradición, se quedaron con el tesoro nuevamente.

3)La compra venta de los Mercedes Benz:

Como el negocio de importación de autos estaba totalmente controlado por el gobierno, la empresa Mercedes le ofreció a todos los funcionarios peronistas venderles los autos al costo, para que estos pudieron re-venderlos al precio de mercado, haciendo enormes márgenes de ganancia.

4)El aeropuerto de Ezeiza:

Cuando existía acuerdo para realizarlo en la Costanera, en sólo 260 hectáreas, Perón desoyó los consejos de la comisión técnica creada al efecto y «misteriosamente» decidió expropiar 6800has en la actual ubicación en Ezeiza.  Para dar una referencia de la magnitud del escándalo, basta recordar que los aeropuertos de París y Londres no miden mas de 1500has, y el de Madrid la mitad.

La ubicación en Ezeiza es seriamente cuestionada por los expertos, ya que es una zona baja y húmeda, de mucha niebla, que genera muchas veces el cierre del aeropuerto.   La decisión de compra está asociada a que quienes recibieron el dinero de la expropiación eran en realidad testaferros de Perón

5)La compra de los ferrocarriles:

Los ingleses ya no tenían interés en un negocio decadente, y además en 1947 les vencían los beneficios impositivos.  Estaban totalmente dispuestos a venderlos baratos, o regalarlos.  Una comisión técnica argentina determinó que cómo máximo valían 60 millones de libras, y Perón «generosamente» pagó 150 millones de libras, además de absorber la deuda impositiva y previsional que tenían las empresas con el estado Argentino.

 

Como consecuencia de todos estos actos de corrupción conocidos, mas todos los que siguen ocultos, el patrimonio de Juan Domingo Perón se incrementó de forma exponencial durante sus primeros 10 años de poder. Aquí una comparación entre el el patrimonio inicial (en 1945, cuando ya llevaba 2 años de fuerte poder político -fue líder del golpe del 43 contra Ramón Castillo) y 1955, año que es derrocado por la Revolución Libertadora:

Patrimonio declarado por Perón en 1945:

1)Un auto Packard
2)Inmuebles: Un quinta (hipotecada) en San Vicente, un campo en Sierra Cuadrada y una bóveda en el cementerio de Chacarita

Patrimonio declarado (es decir, la parte «blanca» solamente) por Perón en 1955:

1)»Cositas personales: 1200 plaquetas de oro y plata, 756 objetos de platería y orfebrería, 650 alhajas, 144 piezas de marfil, 211 motocicletas y motonetas (las que usaba para sus fotos favoritas), 19 automóviles (versus el Packard inicial!), 1 avión, 2 lanchas, 394 objetos de arte, 430 armas antiguas y modernas

2)Activos líquidos: Acciones del establecimiento Santa María del Monte, Buenos Aires, por 3.000.000 de pesos,
acciones de la Territorial La Victoria S.A., del Uruguay, por 200.000 pesos oro uruguayo. En dinero, además de depósitos bancarios por 50.000 pesos, tenía a su sola disposición y sin cargo de rendir cuentas, la suma de 5.623.707 pesos correspondientes a la ex Fundación.

3)Inmuebles: a la quinte de San Vicente le agregó construcciones valuadas en 3.410.000 de pesos, se compró un edificio entero en la zona mas cara de Buenos Aires, en Gelly y Obes 2287/89 (de ocho pisos y terraza!), un edificio entero de 17 departamentos en Recoleta (Callao 1944)
-Acciones del establecimiento Santa María del Monte, Buenos Aires, por 3.000.000 de pesos argentinos.
-Acciones de la Territorial La Victoria S.A., del Uruguay, por 200.000 pesos oro uruguayo.
-En dinero, además de depósitos bancarios por 50.000 pesos, tenía a su sola disposición y sin cargo de rendir cuentas, la suma de 5.623.707 pesos correspondientes a la ex Fundación.