Argentina: despedir 2 millones de empleados públicos es la solución

Argentina ha tenido recurrentes crisis económicas en los últimos tiempos que han llevado a que sea el único país del mundo que descendió de un puesto dentro de los 5 países mas ricos del mundo (per cápita y en términos absolutos) a principios del Siglo XX para ocupar actualmente una posición entre el 65 y el 70 en PBI per cápita. Es el país de menor crecimiento del mundo emergente en los últimos 20 años, a pesar del boom de commodities, y uno de los pocos que en lugar de sacar ciudadanos de la pobreza, la ha incrementado.

La razón económica principal de esta decadencia es que el estado ha gastado por encima de sus posibilidades, fundamentalmente contratando empleados públicos como alternativa a promover la creación de empresas y actividades genuinas.

En ningún período histórico esto fue tan evidente como durante el gobierno de los Kirchner.

La participación del gasto público sobre el total del PBI de Argentina pasó del 29% en 2008 al record de 41% a fines de 2015, y el principal componente de ese gasto son sueldos (nacionales, provinciales y municipales).  El desmesurado crecimiento de burócratas durante los 12 años K marca que pasaron de 2.2 millones a 3.5 millones de empleados estatales.  Usted siente que los servicios que le prestan los “trabajadores” del Estado de administración,salud, educación, justicia y salud mejoraron también 60%???

Lea también este artículo relacionado a la nota  Por qué hay que votar a Cristina Kirchner y el Peronismo

Uno de los problemas adicionales que creó el Kirchnerismo, es que de esos 3.5 millones de burócratas, 2.2 millones trabajan para las Provincias (63%), lo que quiere decir que la nueva administración de Macri tiene una limitada capacidad de eliminar ñoquis masivamente (el estado nacional controla menos de 700.000 puestos).

A continuación esta tabla elaborada por Iván Cachanosky muestra el absurdo crecimiento y la comparación con otros países de la región de se comportaron de forma razonable, crecieron y eliminaron pobreza durante el mismo período.

Gasto publico argentina participacion en el PBI y comparacion con países de LatamLos Peronistas usaron siempre el empleo público como propaganda política, para fidelizar voto y con la excusa de “generar empleo” donde no hay empleo privado (eso es lo que dicen especialmente los peronistas de las provincias mas infames donde el empleo público supera ampliamente al empleo genuino).  Los resultados están a la vista.  Ejércitos de ñoquis ganando fortunas, y poca actividad privada que es molida a impuestos para mantenerlos.

Lea también este artículo relacionado a la nota  Por qué el "Peronismo Racional" es mas peligroso que el Peronismo K?

En la tabla de abajo, se muestra cuáles son las provincias en las que durante años sus gobernadores e intendentes peronistas abusaron del empleo público como forma de mantener empleados-votantes cautivos.  No llama la atención que encabecen el ranking (de abajo hacia arriba) Formosa, Catamarca, La Rioja, Jujuy, Chaco y Corrientes (en todas hay mas empleo público que privado).   Observando la provincia de Buenos Aires, que está dentro de las mejores por su elevada riqueza, no deja de llamar la atención que la proporción de empleado municipales esté a la par o por encima de las peores provincias de la tabla.  Eso se debe fundamentalmente a la “gestión” de los intendentes peronistas durante los 12 años K.

Lea también este artículo relacionado a la nota  "Los Muchachos Peronistas, todos unidos Mentiremos..."

participacion del empleo publico en el empleo total por provincia en argentina   

Si se hiciera una poda de los 1.3 millones de empleados contratados durante la era K, mas otros 0.7 millones que seguro sobran (porque había muchos ñoquis antes que entraran los K), se podría generar un ahorro anual en salarios de US$ 39.000 millones (6.6% del PBI).  Hoy toda la discusión con el FMI y el mercado es por bajar un punto del déficit fiscal, equivalente a US$ 6.000 millones.  Con este ahorro se podrían bajar sustancialmente los impuestos y volver a Argentina un país competitivo y con solidez económica-financiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *